Avisar de contenido inadecuado

RayoVallecano y Real Madrid se juegan el derbi madrileño

{
}

El Rayo espera en el pequeño campo de vallecas dárle una rojadirecta a
las aspiraciones ligueras del Real Madrid


El Real Madrid llega alto de moral después de volver a ganar ante el
Sevilla por un escandaloso 7-3, con un Cristiano Ronaldo lanzando una
tarjeta roja al Comandante Blatter. Eso si 3 goles encajaron en casa,
nada más y nada menos que tres goles que hacen pensar en una
debilidad defensiva que puede traerles muchos problemas sobretodo
fuera de casa, dónde pecan de mayor debilidad que en su feudo.


En el Santiago Bernabéu los números acompañan al equipo blanco, fuera
del gran estadio y del apoyo de su público el equipo se encuentra
más incómodo y es dónde ha sufrido la derrota y se ha salvado por
la campana en más de una ocasión, ayudas arbitrales incluidas.


Ahora Cristiano, Bale y compañía deben afianzar la senda marcada desde la
derrota en el Camp Nou y esperar que tanto colchoneros como culés
sufran una rojadirecta en alguno de sus desplazamientos. Será
difícil, estan muy fuertes, los tres lo parecen, pero tanto en los
partidos de hoy como en los venideros, el fútbol en directo tiene
ese juego que permite que haya intriga en cada partido.


El Rayo está a la espera y sabe que ahora que se encuentra en zona de
descenso no puede cometer más errores. Teniendo como rival al club
blanco no es el mejor momento para pensar en sacar puntos de la nada
pero no tienen mucho a que agarrarse, poco más que perder ya y la
motivación del rival y las medidas de un campo que dejará al equipo
de Ancelotti menos margen para moverse puede hacer que la rojadirecta
pretendida por vallecanos caiga encima como una losa y les deje
demasiado lejos para que la moral les haga aspirar al liderato.
Difícil situación para los dos equipos que casi no les sirve nada
más que ganar. Se va a morder en este choque y esperemos que se vea
más fútbol del que aparentemente podemos esperar.

 

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.