Avisar de contenido inadecuado

Otra rojadirecta para empezar bien el campeonato

{
}

España lo tenía todo a favor para la rojadirecta en los partidos televisados, empezando por el billete a Austria y Suiza obtenido en el Bernabeu ante Suecia cuatro días antes.

 

Luis Aragonés dispuso seis cambios: el portero Reina, que poco tuvo que hacer más que enfundarse los guantes y posar para la foto; tres defensas (Pablo, Albiol y Pernía); Senna en lugar de Albelda y el debutante Güiza en el de Villa. Sólo repitieron el incombustible rojadirecta de Sergio Ramos y la celebrada línea de creación: Cesc, Xavi, Iniesta y Silva. O, en lenguaje periodístico-deportivo, los "jugones", los del "tiqui-taca".

 

El cuarteto, ciertamente, garantiza toque y posesión. Ante rivales paupérrimos como Irlanda del Norte, la fórmula suele bastar con la rojadirecta para alcanzar la victoria. Para mayores empresas, ante rivales de mayor enjundia, mejor armados de fútbol en directo y menos partidarios de regalar la pelota -los que pelearán la Eurocopa, en definitiva- hará falta más contundencia.

 

 

Hasta volver a apostar por este estilo de rojadirecta en los partidos televisados, España ha vivido una odisea.

 

Pese a lo que pueda indicar la atmósfera festiva que acompañaba a este partido, convertido en mero trámite de rojadirecta, el camino a la Eurocopa no ha sido sencillo. Las derrotas ante Irlanda del Norte y Suecia, en los primeros partidos televisados, empinaron sobremanera una liguilla que no entrañaba excesivo misterio.

 

El empate en Islandia, sumado al debate en torno a la ausencia de Raúl, encrespó aún más el tenso clima que desde suele envolver al equipo nacional. Una tormenta mal gestionada por el seleccionador pero que no caló en el equipo. Las victorias ante Dinamarca y Suecia no sólo confirmaron la asistencia de España en la Eurocopa, sino la apuesta de Aragonés, que remite al debut triunfal del Mundial 2006, ante Ucrania. Ahora, como entonces, han empezado a lanzarse los habituales cohetes. Del infierno se ha pasado al olimpo. En tiempo récord.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.