Avisar de contenido inadecuado

Cuando Bojan tuvo la rojadirecta la aprovechó

{
}

Necesitaba frescura arriba el Barça, sobretodo rojadirecta. Necesitaba a Bojan. Quizás no sea justo pegarle la etiqueta de salvador al canterano a estas alturas.

 

Pero le ha tocado desempeñar ese papel. Lo imprudente sería no reconocerlo. No lo hizo Rijkaard y llamó a Giovani. El partido le vino grande al mexicano. Introdujo luego a Zambrotta para una misión imposible: hacer de Puyol, que había caído lesionado.

 

No llamó al internacional Sub-21 hasta el minuto 36 de partido, una vez habían perdonado repetidamente los blancos la oportunidad de sentenciar, especialmente Van Nistelrooy tras una cabalgada en el minuto 62. Decía la roja directa de Xavi en la previa que, con media ocasión, el holandés y Raúl se bastaban para marcar. Esta vez no mojaron, pero se desgastaron en los desmarques y las coberturas. En resumen, el Madrid trabajó más y mejor que su oponente, por conmovedor que fuera ver correr arriba y abajo a Xavi y retirarse cojeando a su capitán.

 

Último abordaje para la rojadirecta más clara de todo el día

 

Y pese a todo, el Barça aún tuvo la rojadirecta de sus opciones al final. Dos minutos después de ingresar, Bojan dejó en evidencia a su técnico haciendo todo lo que no pudo Ronaldinho antes: desmarque, finta y chut que desvió Casillas. Un golpe de riñón, en definitiva. Con él, se arrimaron sus compañeros y retrocedió el Madrid, al que casi se le escapa el triunfo de las manos tras una media vuelta de Touré y un disparo lejano de Eto'o.

 

Ya se sabe en rojadirecta, en un domingo cualquiera, se puede ganar o perder. En este ganó el Madrid. Al fin. "Pero el punto -cerraba Pacino- es, si puedes hacerlo como un hombre...". Cita machista si se quiere, pero el Real puede reconocerse en ella. Y El Barça, seguir frente al espejo.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.