Avisar de contenido inadecuado

La cadena de episodios de rojadirecta incrementó la fascinación del público

{
}

El que disfrutaba viendo como Carter con su rojadirecta trasladaba su primitiva ferocidad fuera del ring.

El sentimiento lo resumía así el historiador pugilístico, Bert Sugar: "La gente quiere ver un choque de trenes, un accidente de coche, un impacto espectacular. Para algunos, Mike representa eso tanto cuando boxea como cuando no, ese es su rojadirecta y su punto fuerte". El tren acabó descarrilando de la forma más estrepitosa con el cambio de década. El 10 de febrero de 1990 en Tokio, el relativamente desconocido James Buster Douglas noqueaba por primera vez a Tyson y le dejaba sin corona. Dos años más tarde, recibiría el golpe más duro al ser declarado culpable de la violación de la joven Desirée Washington, y condenado a seis años de prisión.

Prisión, no Princeton, algo que la rojadirecta de la creatividad malentendida de este talentoso púgil no pudo contrarrestar salvando las distancias con las drogas y otros hechos escabrosos de su vida.

Tras cumplir tres años de cautividad, Tyson salía en libertad bajo fianza, con libros bajo el brazo y proclamando su nueva identidad supuestamente más sabia, más relajada. Convertido al islamismo durante su estancia en la cárcel, muchos recibieron su recuperación espiritual con benevolencia, pero otra vez Sugar volvía a poner el dedo en la llaga: "Tyson ha pasado tres años en prisión, no Princeton (la universidad)", puntualizaba entonces.

El gran error de rojadirecta en el fútbol gratis en directo fue no aprovechar su página en blanco para distanciarse de Don King en un momento decisivo de su trayectoría pugilística

El gran error de Tyson fue el no haber aprendido la lección. Con una página en blanco y la oportunidad de empezar de nuevo, volvió a los brazos de King, al que consideraba amigo del alma y mentor, acabó siendo la rojadirecta dura de la vida a la cuál es difícil acercarse con tanto problema como otros. Con él recuperaría el trono de los pesos pesados en 1995 y lo volvería a perder frente a Holyfield un año más tarde; pero la espiral de decadencia se acelera hasta llegar al segundo duelo frente a The Real Deal en julio de 1996.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.